¡Llámenos Ahora! Querétaro: (442) 220 14 59 y (442) 2 17 7174
0
Ser feliz en el trabajo

Ser feliz en el trabajo

Hola

Los integrantes de NOVEMP te desean una excelente semana y este día te dejamos con una imagen y algunas palabras para reflexionar.

No necesariamente se necesita ser rico para ser feliz. Existen tantas personas pobres que son felices y viceversa, personas ricas que son infelices.

Si bien uno de los objetivos principales al emprender y abrir tu propia empresa o adquirir un nuevo trabajo es para ganar dinero, lo cierto es que ello no garantiza la felicidad ni el bienestar.

Si algún día decides poner tu empresa, estás en proceso de, ya la tienes o si trabajas para una empresa enfócate en que tu trabajo te apasione y no te enfoques a primera instancia en ganancias ($$$) como muchos lo hacen. Habrá semanas donde tu utilidad sea buena y otras donde sea mala. Si te enfocas en ingresos, las semanas económicamente malas te desanimarán y harán que «no te guste» tu trabajo mientras en realidad lo que no te gusta es ganar poco. Pero no se trata tampoco de ganar mucho pero que no te guste lo que haces. Algún día te hartarás y el dinero pasará a ser una segunda importancia o peor aún estar harto de tu trabajo como millones de personas en el mundo lo están y no poder renunciar o dejar tu empresa porque de esos ingresos depende tu vida en este momento (pagar tu casa, alimentos, auto, colegiatura de tus hijos, tarjetas de crédito, etc.) Cuando estés en una edad avanzada te darás cuenta que has dejado de hacer cosas que en verdad te apasionan y lamentablemente ya no hay regreso atrás. ¡Ya no se pueden regresar los años! ¿Por qué no hacerlo entonces hoy?

Pero si te quitas de los ojos la cuestión del dinero y te apasiona tu trabajo y te concentras en hacer lo que realmente te gusta el dinero vendrá con mayor facilidad. Es importante mencionar que el hecho de que te apasione lo que haces no garantiza mayores ingresos; sin embargo, serás más feliz y tendrás más oportunidades de aumentar tus ingresos. Tu “preocupación” a primera instancia ya no será el dinero sino cómo mejorar día a día tu empresa o en tu trabajo en las cuestiones que sean necesarias. Esta preocupación a diferencia de la otra (de la cuestión de ganar dinero) puede resultar emocionante y toda una aventura.

¿Estás a dispuesto a trabajar la mayor parte de tu vida en lo que haces?

Si es así muchas felicidades y si no, lucha por llegar a la cima. No será de la noche a la mañana, pero algún día lo lograrás si eres perseverante. ¿Te gusta viajar? Haz que tengas que viajar por cuestiones de trabajo. Muchos de los lectores dirán que fácil lo dicen. Y en efecto no será fácil, pero si se tiene en mente los objetivos y se demuestra en acciones, existe una mayor posibilidad de hacerlo realidad. No tengas sueños pues los sueños son solamente ilusiones creadas, hazlos realidad. ¿Prefieres cocinar? Entonces tu empresa debería ser un restaurante. Hasta el vender hamburguesas o incluso dulces es negocio. No hay negocios malos ni buenos sino mentalidades y visiones buenas y malas. Si el vender hamburguesas (o franquicias) fuera un mal negocio no existiría McDonald’s ni Burger King (y eso que he probado mejores hamburguesas) o si el vender dulces fuera mal negocio no existirían estas grandes empresas que ya mucho de nosotros conocemos. Estamos de acuerdo que muchas empresas iniciaron con un gran capital, pero también hay casos de éxito donde se inició en la calle o en el garaje de la casa como fue el caso de Microsoft.

Conclusión: El dinero nunca sustituirá al entusiasmo y felicidad. No desperdicies tiempo en quejarte en lo que ganas o en que no te gusta tu trabajo.

Tomate el tiempo de analizar cuál sería tu trabajo ideal y qué es lo que te mueve el mundo y lo que te apasionaría día a día por ir a trabajar. Ahora sí reflexiona ¿cómo le harás para llegar a hacerlo realidad? 

Que tengas excelente semana.

Autor: José Barragán Rodríguez. (2015). Grupo NOVEMP.

0

Write a Comment

You must be logged in to post a comment.

Solicita Una Llamada